miércoles, 7 de marzo de 2012

EL DIBUJO INFANTIL Y SU INTERPRETACIÓN

EL DIBUJO INFANTIL Y SU INTERPRETACIÓN

       

El dibujo infantil  y su interpretación es el título del seminario que ha impartido la psicóloga doña Carmen Belda, en la Sociedad Española de Grafología, Madrid.
            En la primera parte del seminario se abordó la interpretación del dibujo libre, mientras que la segunda se centró fundamentalmente en el desarrollo del test de la familia, de Corman, y el de la familia kinética.
            La profesora Belda comenzó explicando cómo cualquier dibujo nos da información sobre el niño: “Cada uno tiene unas inquietudes, unos gustos, una forma de pensar… y esto se plasma a través del dibujo. Del tema elegido, la forma de realizarlo, la exactitud con que lo hace, el lugar de la página que utiliza, el tamaño, etc., obtenemos una valiosa información sobre sus sentimientos o su estado de ánimo, así como sobre cualquier problema que el niño pudiera tener”, afirmó.
            Carmen Belda comentó una serie de dibujos infantiles para mostrar las especificidades de este análisis: “En el lado izquierdo -afirmó- se encuentran todos los contenidos que se refieren a la madre, la intimidad, la familia y el pasado; y en el derecho, todo lo relativo al padre, la sociedad (colegio, amigos) y el mundo externo”.  “Asimismo -siguió diciendo- en la zona de arriba se hallan todos los contenidos de la imaginación, y también todo lo referido al área espiritual, la alegría y la euforia. En la zona de abajo, todo lo relativo a lo terrenal, lo material y las tendencias instintivas”.
           “Es fundamental -afirmó Carmen Belda- prestar atención a la impresión que nos da inicialmente el dibujo. Deberemos expresarla con una palabra, y después valorar aquello que nos llame la atención por resultar chocante o raro, ya que puede estar reflejando un área conflictiva. Las dificultades que el niño encuentra en su vida aparecen reflejadas en el dibujo en forma de obstáculos, como un árbol, una piedra, una persona que se interpone en su camino... También hay que prestar cuidado a lo que falta en el dibujo, cualquier ausencia nos habla de una carencia, así como lo que está en el centro –que es lo más importante para quien hace el dibujo-; de la misma manera son significativas las desproporciones de tamaño, las personas desfiguradas, los sombreados, los dibujos que se parten con el borde del papel y las líneas, así como las figuras en movimiento y los dibujos abstractos.
          En la segunda parte del seminario, tituladaPosición del dibujo y qué elementos lo constituyen,habló de los test más utilizados, como El  de pata negra, el de Las estrellas y las olas, el del  Horizonte del mar,  La familia de Corman  y el de La familia kinética. En el test de la familia, de Corman, uno de los más utilizados, se trata de que el niño dibuje lo que sería su familia ideal. En él se puede ver cuál es su comportamiento familiar.  Al final hay que pedirle que ponga nombre y edad a todos los personajes y que se identifique con uno de ellos. Con esto se consigue conocer  el papel que le gustaría representar en esa familia ideal que él ha creado. En el test de la familia kinética el niño debe dibujar a todos los miembros de la misma llevando a cabo una actividad común. Se puede valorar así cómo se encuentran las relaciones entre ellos. 
           Tras analizar y comentar con los alumnos asistentes numerosos dibujos, se dio por finalizado el Seminario.
            

Madrid, 20 de mayo de 2016
Texto e imágenes: Begoña Mardones Gómez